agosto 2010


SUPO,
después de mucho tiempo en la espera metódica
de quien aguarda un día
el seco golpe del azar,
que sólo en su omisión o en su vacío
el último fragmento llegaría a existir.

(Raíz de Fragmentos de un libro futuro.
Fragmentos XXXVII de Treinta y siete
fragmentos)

José Ángel Valente, Fragmentos de un libro futuro, Barcelona, 2000.

Esteban Vicente, Triana (collage de la serie Primavera), 1985 (¿pieza en colección privada?)

Anuncios

למולדת שובי רני   צהלי בת יפהפיה
בתוכך אתן משכני   בנוי על הר המוריה

Retorna a la patria, júbilo que eres mío,
mi hueste, que eres hija de la más hermosa:
dentro de ti plantaré mi tabernáculo,
construido en el
Monte Moria.

Canto litúrgico de la tradición tunecina en Jerusalén, Asher Mizraji (1890-1967).

Ha sido un en realidad un momento, pero es que ya decían que no, que me dejara de tomarles el pelo, que es que uno va siempre con la oreja puesta o con el ojo avizor o con la premura de indignarse como avío (así le va a uno, claro está). Ha sido tener la mirada perdida, mientras O. preguntaba algunas cosas a la de «Información bibliográfica» de la Sala Cervantes de la Biblioteca Nacional. Y el caso es que la de «Información bibliográfica» tenía por su mesa varios manuscritos (folios sueltos, correspondencia, de Francisco de Zapata al Cardenal Granvela). Quizá por eso me he fijado: porque me ha interesado, porque eran cartas de Francisco Zapata (según el catálogo, aunque yo sospecho un error por Juan) al Cardenal Granvela (Antoine Perrenot de Granvelle), segunda mitad del xvi, territorio por tanto de Abú Maadnús. La cosa es que la de «Información bibliográfica» las tenía un poco desparramadas por su escritorio, mientras atendía, más atenta que solícita, lo que le preguntaba O. En todo momento, el manuscrito de signatura MSS 7916-117 reposaba, callado, más solícito que atento quizá, bajo el brazo de la de Información bibliográfica de forma que el papel de la carta estaba más cerca, por tener el escrito medio cuerpo dentro de la mesa y medio fuera, de doblarse que de mantenerse incólume. Así son los estragos del paso del tiempo, claro: por eso la Biblioteca Nacional promueve controles cada cien metros, etiquetillas ridículas que los lectores (y lectoras) deben prenderse en la camisa o la blusa, revisiones exhaustivas de los cartapacios para trabajar, prohibiciones expresas y rigurosas de introducir en una sala de lectura cualquiera de la Biblioteca otro ejemplar, de propiedad particular, de un libro que la Biblioteca dizque posea en sus fondos. Lo hace para todo eso: para que en el escritorio de «Información bibliográfica» de la Sala de Libros Incunables, Raros y Curiosos (bautizada tan luminosa como rutinariamente «Sala Cervantes»), sancta sanctórum de este Monte Moria español del Paseo de Recoletos, los manuscritos, por su propia especie únicos, acaben doblándose o borrándose por acción del cuidadoso descuido de una bibliotecaria, veterana, eso sí. Al fin y al cabo yo no me extraño, porque ya lo dejó dicho Elisa Ruiz: en realidad, lo raro de un manuscrito es que haya perdurado, que haya sobrevivido, que esté aún entre nosotros. Destino obvio, parejo, al menos en eso, al de los seres humanos. Pura chiripa biobibliográfica.

Francisco de Zurbarán, Agnus Dei (entre 1635 y 1640), Museo del Prado, Madrid, n.º de catálogo: P07293.

מזג האויר

קיץ הוא העיפרון
הכי לא מחודד
בקלמר עונות השנה
אני כותב בו
מכתב אהבה
לתופרת שגזרה
מחולצות הנשים
צווארונים שכיסו עורף
ומשולי שמלתן
כמה סנטימטרים
של חורף.
גם השנה, אולי
יהיה חם במקומות הנמוכים

Previsión del tiempo

El verano es el lápiz
Que menos afilado está
En el estuche de las estaciones del año
Con él escribo
Una carta de amor
A la costurera que con las faldas de las mujeres
Ha sacado los cuellos que han tapado la nuca
Y con los bordes de sus vestidos
Algunos centímetros
De invierno.
Puede que este año vuelva a hacer
Calor en las partes de ahí abajo.

Rony Somek (רוני סומק)

(más…)

En año de mil y quinientos y treinta y tres y medio el rey don Calros mandó que se hiziesen los moros de reino de Valançia y de Aragón cristianos o se fuesen de la tierra. Los fueros no otorgaron de aberse de hazer cristianos sino aberse de ir ad allí dándoles buen paso por Valençia y paso franco, no danles paso por donde no sea jamás çierto. Nosotros no partiremos, antes morremos, que por ese paso vamos.

Dia de alhamís a veinte y tres de febrero [JdPP: ¿de 1537?]. Esto escribió Mohamad Dobecar, ijo de Mohamad Dobecar el onrado y virtuoso.

Transliteración en caracteres latinos de una nota escrita en caracteres árabes aljamiados en el folio de guarda del manuscrito n.º xvi de la «Junta de Ampliación de Estudios», hoy en la Biblioteca «Tomás Navarro Tomás» del CSIC; manuscrito n.º 58 del catálogo (pág. 316) de la exposición Memoria de los moriscos.

בטרם השער יסגר
בטרם כל האמור יאמר
בטרם אהיה אחר

בטרם יקריש דם נבון
בטרם ייסגרו הדברים בארון
בטרם ייתקשה הבטון

בטרם ייסתמו כל נקבי החלילים
בטרם יוסברו כל הכללים
בטרם ישברו את הכלים

בטרם החוק ייכנס לתוקפו
בטרם אלוהים יסגור את כפו
בטרם נלך מפה

Antes de que la puerta se cerrase,
antes de que todo lo dicho se dijera,
antes de que yo fuera otro.

Antes de que se coagulara la sangre comprensiva,
antes de que se encerraran las cosas en el armario,
antes de que se endureciera el vientre.

Antes de que se taparan todos los agujeros de las flautas,
antes de que se explicaran todas las maldiciones,
antes de que se rompieran los cacharros.

Antes de que la ley entrara por la fuerza,
antes de que Dios cerrara la mano,
antes de que nos fueramos de aquí.

Yehuda Amijai (יהודה עמיחי), traducción española de Raquel García Lozano. Basándose en este poema, compuso Assaf Noy (אסף נוי) una pieza que en el video interpretan la cantante Niva Eshed (ניבה אשד) y la Sinfonieta Beer-Sheva (הסינפונייטה באר שבע), dirigidos por Doron Solomon (דורון סולומון). La intención, según el propio Noy, al componer esta obra fue:

קריאתי בשיר זה העלתה בדמיוני תמונה בה המשורר נמצא על סיפו של קבר. תוך כדי צפייתו באדם הקרוב לו נלקח ממנו לנצח הוא מנסה לומר, בשניות הנותרות לו, את כל מה שאי פעם ירצה להגיד.
את התחושה הזו של זמן מתוח, כמעט עוצר מלכת, ניסיתי להעביר באמצעים מוסיקליים.

Al leer este poema, me vino a la imaginación una imagen en la que el poeta se halla al borde de la tumba. Mientras contemplaba a la persona que tenía a su lado, que le han arrebatado para siempre intenta decir, en los segundos que le quedan, todo lo que nunca querrá decir. Es esta sensación de tiempo en tensión, casi detenido, la que he intentado trasladar por medios musicales.

Pero, la tremenda tragedia española ha puesto al aire, ha descubierto las entrañas mismas de la vida. Esto por una parte, y por otra, que en los trances decisivos, el amor surge absorbente, intransigente. Y así, eso que se llama patria y que antes los españoles, al menos, no nos atrevíamos a nombrar, ha cobrado en su agonía todo su terrible, tiránico, poder. Imposible liberarse de su imperio; imposible, porque tampoco queremos librarnos, sino entregarnos, como todo amor ansía, más y más. Y la mente va allí donde el amor la lleva, y así, he de confesar que tengo ante mí una larga cadena de temas hispánicos, de los cuales he entresacado los de estas conferencias que pertenecen a una serie titulada toda ella: Pensamiento y poesía en la vida española.

(más…)

Llamado/Solicitud de artículos/contribuciones/participaciones; Convocatoria de propuestas (&c., &c.)

X ….Congreso… (Congreso/Taller/Simposio) [¿En qué se diferencian?] de ……………………………….

(subtema de una subdisciplina de un campo ya bastante limitado)

Descriptivo

…………………….. (Subtema) ha concitado en los últimos tiempos interés como campo separado de estudio por gente que se dedica a la investigación del mismo. Los últimos desarrollos en el campo permiten vislumbrar que (añádase hipérbole) se podrá mejorar la vida de todos los seres humanos sobre la Tierra para siempre jamás.

La presente convocatoria del máximo prestigio busca reunir a expertos de reconocido prestigio para un intercambio de resultados e ideas, y para echarse unas cañitas.

Se hará hincapié en «la originalidad y el rigor intelectual» (copia y pega del llamado de contribuciones del año pasado).

Entre los temas se encuentran [sin ser exhaustivos] (=señal de desesperación):

Tantas frasecitas con chispa como se pueda

¡Ponentes invitados!

(Lista de gente cuyos currículos provocan un interés en relación completamente desproporcionada con sus habilidades oratorias).

¡Ubicación! ¡Ubicación! ¡Ubicación!

(¿No has querido siempre ir a un lugar precioso y pasarte el día entero dentro de un palacio de congresos?)

(Fotos de playas soleadas y/o ruinas históricas)

¡Fechas importantes!

(Plazo de entrega del artículo)

(Plazo de verdad de entrega del artículo)

(Plazo de entrega si tu director de tesis es famoso)

(Bueno, vale, ¿qué más da? Somos gente guay: mándanos lo que sea, porfi, porfi, porfi…)

Comité de organización

(Catedrático con responsabilidad puramente nominal)

(Profesores ayudantes que lo hacen todo y nunca se les ocurrió que ser profesor iba a implicar quedarse despierto toda la noche grabando 200 CD-ROMs)

Patrocinado por

Organización con acrónimo

© Jorge Chan, PhD Comics, 25 de junio de 2010.

(más…)

De ervas vos mantendes
Que traz o Verão,
E eu das lembranças
Do meu coração.

De pasto tenéis vida,
del que trae el verano,
y yo de lo que recuerda
el corazón mío.

No le importará al lector, espero, que empecemos a saltar desde las antigüedades más solemnes a las actualidades más prosaicas. Así andaremos todo el rato. […]

Contaba los días para que expirara mi contrato de delegado en Washington. Y al fin llegó junio de 2003, con su fecha de vencimiento. El director me propuso varias vías de escape. Una llevaba a Pekín. Otra, a Buenos Aires. Una tercera, a Roma. Pedí un poco de tiempo para pensarlo, porque Pekín resultaba, sin ninguna duda, la opción profesional más atractiva, pero me dolía rechazar Buenos Aires. Una de esas noches, a la hora del martini en la veranda (Washington tenía sus detalles), mi mujer aclaró las cosas. Propuso que interrumpiera por un momento mis delirios entusiásticos sobre los Juegos Olímpicos de Pekín, los derbis River-Boca y demás eventos históricos, y que pensáramos en cosas más simples: dónde queríamos vivir, cómo me apetecía trabajar, qué me interesaba aprender.

Cada uno es libre de dar a su vida el sentido que le apetece. Para mí, la vida es educación: un proceso de aprendizaje. No hablo de alcanzar algún tipo de sabiduría, no fastidiemos, sino de enterarse, dentro de lo posible, de cómo funciona el mundo y, en un sentido más pedestre, de parchear un poco la incompetencia congénita. Será que quiero llegar a la muerte con conocimiento de causa. Por eso me gusta cambiar en el trabajo: cuando sé hacer una cosa, empiezo a aburrirme y necesito ponerme a otra más o menos nueva y más o menos desconocida. No me importa equivocarme; de hecho, lo hago con una frecuencia que mis jefes consideran preocupante. Lo que llevo mal es la monotonía y el futuro previsible.

¿Qué me interesaba aprender? Cosas muy vagas. ¿Se pueden aprender la humanidad, la belleza y el tiempo? No, no creo. Pero si hay un lugar para intentarlo, ese lugar es Roma.

Y el 1 de septiembre de 2003 volamos desde Washington a Roma.

Enric González, Historias de Roma, Madrid, RBA, 2010, págs. 12, 13 y 14.

(más…)