Toda disimulación y fingimiento, según Cicerón dice, se ha de quitar de en medio de toda la vida humana; mas maravíllome muy mucho que no reserve ni exceptúe ningún caso, pues se ve que lo uno y lo otro han hecho evidentes beneficios. […] Y dicen que el bienaventurado San Francisco disimuló con la justicia de haber visto un delincuente de muerte, diciendo y señalando sus mangas que no pasó por allí; y el último de los ejemplos, aunque nuestro Señor es sobre toda ley, cuando hacia el castillo de Emaús iba con sus desventurados discípulos, fingió que pasaba adelante, y así no gastaré más tiempo de la prueba de esto, sino diré de algunas disimulaciones graciosas y de buen gusto, y de otras graves también.

Busca buscando, de consuno con Abú Maadnús, algo que nos diga si un cierto maestro alcalaíno o complutense, natural de la extremeña Llerena, Francisco de la Fuente (Franciscus Fontanus: «El bachiller Francisco de la Fuente, llamado el Arcediano, natural de Llerena ansí mismo Colegial actual, que tomó la veca (=beca), en 17. de henero, año de 1510. fue, Canonigo desta S. Iglesia de S. Iusto (= y San Pastor) y el que hizo las tablas de todas las obras del Abulense (=Alfonso de Madrigal [de las Altas Torres], «El Tostado»), y por eso Sixto Senense [1566] le cuenta entre los escritores eclesiásticos», Quintanilla, Archetypo, pág. 298) fue de verdad regente de cátedra entera, media cátedra, cátedra medio pensionista o cuarto y mitad de ayudantía de Hebreo y Arameo en la Alcalá universitaria de la segunda mitad del siglo xvi (lo suficiente como para que Benito Arias Montano tuviera tratos eruditos con el llerenense), me he topado con este misceláneo compatriota suyo llerenense, Luis Zapata [de] Chaves (1526-1595), rimador y cuentacuentos de alguna gracia:

La pluma muy bien cortada
y el papel muy bien bruñido,
y el galán muy retraído,
mucho quedará corrido
si después no dice nada.
Porque suele acontecer
sobre mucho aparejar,
cuanto más es menester
borrar lo escrito de ayer
y escribir para borrar.

Luis Zapata, Miscelánea («Ésta mi varia historia…»), Madrid, Imprenta Nacional, 1959, págs. 380-381 (Serie «Memorial Histórico Español», vol. xi), citado por Antonio Castillo Gómez, «Hojas embetunadas y libros en papel: escritura y memoria personal en la España moderna» Horizontes antropológicos (Porto Alegre, Brasil), julio de 2004, vol. x, n.º 22, págs. 37-65 [40] .

Detalle del colofón del manuscrito de París de Alfonso de Zamora (1527), foto de Álex Casero (veáse sobre el particular de este colofón el artículo de Eli Gutwirth, MEAH (Granada) xxxvii-xxxviii, 2 (1988-1989), págs. 295-297, de mejorable maquetación); detalle de la cenefa del folio 1, lado recto, del manuscrito espagnol, n.º 39, BNF, París, copia de la Visión deleitable de Alfonso de la Torre.