Suele aparecer el viejo Miguel por aquí de vez en cuando:

Sí, que no siempre se está en los templos, no siempre se ocupan los oratorios, no siempre se asiste a los negocios, por calificados que sean. Horas hay de recreación, donde el afligido espíritu descanse. Para este efeto se plantan las alamedas, se buscan las fuentes, se allanan las cuestas y se cultivan con curiosidad los jardines. Una cosa me atreveré a decirte: que si por algún modo alcanzara que la lección destas novelas pudiera inducir a quien las leyera a algún mal deseo o pensamiento, antes me cortara la mano con que las escribí que sacarlas en público. Mi edad no está ya para burlarse con la otra vida, que al cincuenta y cinco de los años gano por nueve más y por la mano.

ANY_CHARACTER_HERE

Hoy va de templos (gracias a los dos fantásticos de las Curious Expeditions). Como a los templos de verdad, conviene no tomárselos muy en serio. Se lo digo yo, que alguna frecuentación tengo. De los que ahí salen, en la Angelica de Roma; en la del Convento de Mafra (Portugal); en la de la Real Academia Española (Madrid); en la Nacional de Francia (París); en la del Duque de Humphrey de la Bodleiana oxoniense; en la museificada vieja sala de lectura del Museo Británico; la Casanatense (ese sindiós) de Roma; la Chetham’s mancuniana y su aire de novela negra medieval; en el sueño abrasado de la del Escorial; en la del Queen’s (que no Queens’) de Oxford; la General e Histórica de la Universidad de Salamanca (aunque en la verdadera sala de lectura actual); la imposible de la Sorbona (central) en París; la Wren del Trinity de Cambridge; la Medicea-Laurenziana de Florencia (a la carrera); la John Rylands de mi alma mater mancuniana.

ANY_CHARACTER_HERE

Estas, las que haya visto. Pero contemplar porque haya leído, algunas menos.

ANY_CHARACTER_HERE

En cualquier caso, uno no puede dejar de tener, claro, sus preferencias:

ANY_CHARACTER_HERE

ADZ Madrid 06 DET(foto de Álex Casero, junio de 2009)