Jerusalén, mediados de agosto de 2009

[…] Estar aquí me provoca muchas emociones. La ciudad es bonita de verdad, llena de contradicciones y de locos que se han juntado todos aquí… Y la verdad es que no son muy amables, es verdad, y luego parece que este lugar se vaya convirtiendo cada vez más un punto de encuentro de fanáticos religiosos. Todo lo que decías es verdad: el sitio es demasiado santo y no creo que pudiera vivir aquí por una temporada larga, pero de momento está bien y, en pequeñas dosis, de verdad que me parece bello y fascinante.

[…]

¡Ah! Una última cosa antes de apagarme: hoy he ido por fin a Tel Aviv y he podido palpar la diferencia increíble que tiene con Jerusalén. ¡Madre mía! […]

«funny», foto de Ilan, 5 de julio de 2009.

«funny», foto de Ilan, 5 de julio de 2009.

«Road to nowhere», Talking Heads, Little creatures (1985):

Vale: sabemos adonde vamos / pero no sabemos donde hemos estado / y sabemos que sabemos / pero no podemos decir lo que hemos visto / y no somos niños chicos / y sabemos lo que queremos / y el futuro está claro: / déjanos tiempo para ver cómo lo apañamos. // Estamos en camino a ninguna parte / ¡Vente para dentro! / En marcha a ninguna parte / nos haremos el viaje. / Esta mañana estoy estupendo / ¿Sabes?/ Estamos en camino al paraíso. / ¡Aquí vamos, aquí vamos! // Lo mismo te preguntas dónde estás: / Igual da. / Aquí tenemos el tiempo de nuestro lado. / Plántate ahí, plántate ahí… / Estamos camino de ninguna parte, / estamos camino de ninguna parte, / estamos camino de ninguna parte. / Tengo una ciudad en la cabeza. / Vente y hazte el viaje / no pasa nada, cosita, no pasa nada. / Pueden decirte lo que tienes que hacer / pero es que se pensarán que eres idiota. / No pasa nada, cosita, no pasa nada. / Estamos camino de ninguna parte.