Diego Espino de Cáceres, Instruction y reglas para passar en la facultad de Canones, y Leyes, Salamanca, en casa de Iuan y Andres Renaut Impressores, 1591.

Diego Espino de Cáceres, Instruction y reglas para passar en la facultad de Canones, y Leyes, Salamanca, en casa de Iuan y Andres Renaut Impressores, 1591.

Ahora sí que toca cuenta atrás: mañana acaba mi primera estancia salmantina y los manuscritos n.º 1, 2, 3, 6, 589, 590 y 2170 de la Biblioteca General Histórica de la Universidad y el menda no nos volveremos a ver hasta mediados de septiembre, en que reabran, se supone que más limpios que una patena después de las obras. Esta mañana, tempranero, he ido de modestas compras: la Glosa castellana de Fray Luis al Cantar de los Cantares al irresistible precio de tres euritos; una descripción más o menos pertinente de los patios que han acogido mis jornadas bibliotecarias desde hace tres semanas y un capricho. El capricho es una selección (brevísima) del ms. nº 702 de la librería de esta alma mater castellana: los 173 folios (o 199) a los que Luis Emilio Rodríguez-San Pedro Bezares dio en 1987 el título de Vida, aspiraciones y fracasos de un estudiante de Salamanca: el diario de Gaspar Ramos Ortiz (1568-1569). ¿Quién fue este Gaspar? Nadie (como somos todos): un estudiante de leyes por imposición paterna en la Salamanca unas tres generaciones posterior a la época de Alfonso de Zamora (cuyo último colofón es de 1545, como ya ha quedado dicho por aquí).

Y un rematado estudiante universitario, como debe serse, diga usted que sí:

Advertir que siempre yo dije y requerí a mi padre que no quería estudiar, y que si lo hize fue porque no me quería sustentar en otra parte ni tenerme en su casa, y por no morir de hambre vine a el Estudio.

Advertir que si yo dejé el Estudio fue por causa de mi padre, y no me querer después de averme llebado a él sustentar, como pareçerá por los tres meses postreros que están en este libro.[…]

I.H.S (=Iesus hominum salvator: «Jesús, salvador de los hombres») † S. María. En este libro está la raçón de los m[aravedís] que yo Gaspar Ortiz, hijo legítimo de los muy m[agnificos] mis señores padres Balthasar Ramos Ortiz y Catalina Alvarez su muger que aya gloria, voy gastando y pagando en esta Universidad de Salamanca, estando en ella estudiando desde postrero de junio del año de I U DLX y ocho, que me hubo dejado para el dicho efecto el dicho mi padre en esta dicha Universidad, y lo que voy gastando y pagando de mis alimentos y adereço de mi persona desde el dicho día en adelante es lo siguiente […].

Todas estas partidas contenidas en las diez fojas antes desta y en ésta las tiene pasadas en quenta mi señor padre, y él está obligado a pagarlo, y así lo tiene fecho fasta fin de março de MDLX y nuebe; y ni más ni menos ha de haçer y pagar el gasto de abril, mayo, junio, julio y agosto, que son çinco meses, porque está obligado a haçerlo según y como lo reça el prinçipio y cabeza de las cartas de pago que yo tengo dadas a Juan Gómez, mesonero en el mesón de las Escuelas de Salamanca.

Salamanca, Biblioteca Universitaria, ms. n.º 702, folios 3, lado verso-14, lado recto.