Cementerio de San Juan

Lugares propicios para el amor platónico

Aprovechando el consenso casi universal de la legislación laboral (hay que aprovecharla mientras exista) de que en domingo no se trabaja por razones etimológicamente sabáticas, nos vamos un poco de fiesta con una de las contribuciones de la lírica, cantada en este caso, al tema del desamor masculino, tan épicamente narrado en otras composiciones notables de la misma área cultural y en la misma lengua (o en otras, igualmente memorables). Con ustedes, «19 de noviembre» de Carlos Vives (y conmigo, unas maletas a medio hacer, aunque -¡ay!- no para el destino que no es ningún misterio que será el primero mío en cuantito acabe la tesis zamorana que me ocupa: mi platónicamente adorada América Latina. No es que vaya a dejar a los judíos, criaturicas, es que me iré a buscarlos entre los trópicos: el de Cáncer y el de Capricornio. La excusa perfecta, ya saben).

19 de noviembre:
después de tanto sufrimiento
llevo al cielo tu retrato
y me declaro libre como el viento.
Ya me siento renacer,
¡cómo pudo suceder!
Yo que estaba mal herido,
con el corazón partido
y a punto de fallecer,
y tú irrumpiste vencedora.

Cuando viste la insolencia,
defendiste tus fronteras
y clavaste tu bandera
pidiendo mi independencia.
No había nada que perder;
te lo quiero agradecer.
Yo seré tu fiel soldado,
tu serás mi día de fiesta
y siempre te recordaré.

Y cada 19 de noviembre,
grito de mi independencia,
se oyen fiestas dondequiera
y en el cielo una bandera
rinde honor a tu existencia.
Y cada 19 de noviembre
conmemoro aquella gesta,
se oyen luces en el cielo
y en la calle está mi pueblo
recordando tu epopeya.

Y tú irrumpiste vencedora:
cuando viste la insolencia,
defendiste tus fronteras
y clavaste tu bandera
pidiendo mi independencia.
No había nada que perder,
te lo quiero agradecer.
Yo seré tu fiel soldado,
tu serás mi día de fiesta
y siempre te recordaré.

Llegó noviembre ya,
vamos a celebrar
y a la orilla del mar
te volveré a besar.
Llegó noviembre ya,
vamos a parrandear,
te gritaré al pasar
¡viva mi libertad!
(¡ay, mi amor!)
(Vuelan, vuelan, tus problemas vuelan ya…)

Embajada vulcaniana en la Capital Federal de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Embajada vulcaniana en la Capital Federal de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

«Puerto Rico – El Viejo San Juan: Cementerio de San Juan», foto de Wallyg, abril de 2001; «19 de noviembre», del disco El amor de mi tierra de Carlos Vives (1999); «Synagogue in Buenos Aires», foto de Jeremy Whitehorn, 3 de agosto de 2006.