El robo y la mutilación de manuscritos, una lacra de la que sufren prácticamente todas las bibliotecas, vino también a disminuir la colección de manuscritos de Montserrat, y entre ellos, los hebreos. Entre julio y septiembre de 1996, un grupo de ciudadanos israelíes visitó la Biblioteca de Montserrat, de la Bouquinisteque desaparecieron catorce manuscritos, nueve de ellos en una primera visita y cinco más en la segunda. Alertados los monjes de la desaparición de nueve manuscritos en la primera visita, el mismo grupo de personas fue inspeccionada en la segunda, hallándose los cinco manuscritos que intentaban llevarse y que son los únicos que se pudieron recuperar [Regió7, sábado, 7 de septiembre de 1996, págs. 3-4]. Los otros nueve manuscritos, de los cuales cinco son hebreos (ms. or. 45, 51, 56, 59 y 60), continúan, desgraciadamente, en paradero desconocido.

Francisco Javier del Barco del Barco, Catálogo de manuscritos hebreos de la Biblioteca de Montserrat, Barcelona, CSIC, Publicacions de l’Abadia de Montserrat, 2008, págs. 24 y 25.

¿Esto? Esto, grave lo que se dice grave, tampoco es. Lo malo, malo de verdad, es tener a la bicha dentro del cuerpo.

«Bouquiniste», foto de Error Tribune, 8 de abril de 2009.