LOS MANDAMIENTOS DE CLÍO:

REVELADOS EN EL MONTE CITERÓN AL ADIVINO TIRESIAS, CUANDO ESTABA CAMBIANDO DE SEXO

1.Todo historiador debe ser absolutamente incapaz de definir las palabras que usa.

2.Todo historiador debe usar siempre palabras nuevas, sobre todo si las utilizan historiadores importantes.

3.Todo historiador debe usar siempre palabras nuevas, porque así progresa el conocimiento histórico.

4.Todo historiador debe poner nuevos adjetivos a la palabra historia, y así conseguirá crear nuevas historias que no tengan nada que ver con las anteriores.

5.Todo historiador tiene derecho a hablar de cualquier aspecto de la realidad.

6.Ningún historiador debe esforzarse por conocer los diferentes aspectos de la realidad, porque él puede decir la verdad sobre ella gracias a que domina el método histórico.

7.Cualquier historiador conoce el pasado mejor que aquéllos que lo vivieron y sufrieron, porque él tiene perspectiva y es objetivo, mientras que los que fueron sus protagonistas eran subjetivos.

8.Todo historiador debe decir sólo lo que está en los documentos.

9.Todo historiador debe creer en la existencia del hiperdocumento, que dice que sólo se puede decir lo que está en un documento.

10.Todo historiador debe leer cada documento iluminado por la luz del hiperdocumento.

11.Ningún historiador puede contradecir el hiperdocumento.

12.Todo historiador debe creer en la diosa Clío, que se ha preocupado de que exista un número suficiente de documentos para que se pueda estudiar todo.

13.Todo historiador debe ser limpio de corazón, y limitarse a decir lo que los documentos dicen, porque él no debe tener nada que decir.

14.Todo historiador ha de ser consciente de su misión, que consiste en cultivar el más asombroso logro intelectual que ha conseguido desarrollar la especie humana.

15.Todo historiador ha de ser consciente de que maneja un arma de poder incalculable: la nota a pie de página.

16.Todo historiador debe utilizar las notas a pie de página, que garantizan que lo que él dice que el documento dice es lo que dice el documento.

17.Gracias al uso de la nota a pie de página, todo historiador puede crear o destruir la realidad, ya que sólo es verdad lo que él dice que es verdad en las notas a pie de página, que son la única garantía de veracidad.

18.Todo historiador debe creer en estos mandamientos, aunque no estén en una nota a pie de página, porque han sido revelados por la diosa Clío.

Si así lo hace, recibirá su recompensa. Si se niega a hacerlo, ya no será quemado en la hoguera (porque ya no se lleva), pero recibirá la unánime excomunión de todos aquellos historiadores/as que dedican afanosamente su vida a la búsqueda de la verdad.

Este antiguo documento ha sido traducido directamente del dialecto beocio por el Dr. J.C. Bermejo Barrera