Una de las tesis principales y menos atendidas del clásico de Elizabeth Eisenstein, The printing revolution in early modern Europe («La revolución de la imprenta en la Europa altomoderna») es que el libro impreso permitió la difusión casi ilimitada de tipos de literatura no precisamente noble: pornografía, consejas de vieja, hagiografías de andar por casa, novelitas sentimentales, pastoriles, o de caballerías. Y mucha, mucha biblia. Que fue ese escorial el resultado material más notable y, por tanto, el consumo principal, de lo que produjeron las imprentas desde el siglo xvi hasta por lo menos el siglo xviii, que la República de las Letras tenía más de mercado de verduleras que de excelso parnaso, es lo que no acaba de entrar en los manuales de historia del libro (por no hablar de los de literatura), ni acaba de corregir las jeremiadas apocalípticas contra la internet y derivados, o contra el libro electrónico y sus futuras aplicaciones.

Chorradas.

La abrumadora mayoría de la producción impresa de libros en la Edad Moderna es igual a lo que en los años 60 y 70 del siglo pasado representaron las fotonovelas o, en nuestros conectados días, el hecho de que «sexo» y sus derivados sean los vencedores indiscutibles, año tras año, de las clasificaciones de términos más gugleados.

No debe por tanto sorprendernos la hipótesis de que la primera fotografía que se colgó en internet hubiese podido ser esta:

cuya historia está contada por aquí.

Hoy, como ayer, lo primero son nuestras fotos de vacaciones, el testimonio gráfico de las curdas que se pillan en las fiestas de navidad, los magreos con el novio o la novia de circunstancias, rijosas marranadas traficadas o cosas por el estilo: una muy humana cascarria, qué le vamos a hacer.

Picture of Lena Söderberg, scanned out of a Playboy article. The image is probably the most widely used test image for all sorts of image processing algorithms (such as compression and denoising) and related scientific publications.

Furthermore, it is the first published image in jpeg-compression (.jpg or .jpeg image files are by far the popular format used by websites today… including on PTCTW.com).

Fotografía de Lena Söderberg, escaneada de un artículo de Playboy. La imagen es probablemente la imagen de prueba más extensamente usada en toda clase de algoritmos de procesamiento de imágenes (como comprensiones y eliminación de ruido en imágenes) y las publicaciones científicas que tienen relación.

Además, es la primera imagen publicada en el tipo de compresión jpeg (los formatos de imagen .jpg o .jpeg son, de largo, los más usados en las páginas web hoy en día… incluyendo en PTCTW.com).

Vía Photos that Changed the World: «First pic on the internet» y «Lenna Playboy» (al que llegué por Guerra eterna de Íñigo Sáenz de Ugarte). El primer sitio donde, por cierto, he visto empleada una acepción particularmente emocionante de lealista, quizá por lo inaudita.