«Voy de mi corazón a mis asuntos».
Miguel Hernández

Hermandad

Homenaje a Claudio Ptolomeo

Soy hombre: duro poco
y es enorme la noche.
Pero miro hacia arriba:
las estrellas escriben.
Sin entender comprendo:
también soy escritura
y en este mismo instante
alguien me deletrea.

Octavio Paz

Una orquídea romana, nunca demasiado bella.

Una orquídea romana, nunca demasiado bella.

Tengo que salir de viaje a Citera. Volveré, pero aún no sé cuándo ni en qué condiciones. Os dejo, como suelo en mis ausencias, abierta la casa, a medio subir las persianas (ha empezado la primavera: han florecido los cerezos y los almendros por los caminos que frecuento), sin cubrir con telas los sillones y los sofás. Ya os digo que vuelvo: de momento es mi única certeza. No dudo de vuestra cortesía: por eso os dejo esta casa virtual pero bien real para hacer lo que os plazca.
Solo os pido que dudéis de mis palabras, pero no de mi palabra.

שלומכם ירבה