[En la misma serie.]

«Americani, tenete duro,
che presto verremo a liberarvi».

[«Americanos, resistid, que llegaremos
pronto a liberaros».]

Pintada en los muros de Roma en marzo de 1944. Los aliados, desembarcados ya en Italia, retrasaron seis meses el avance sobre la ciudad, insurrecta contra la ocupación alemana.

Todo empezó una noche entre amigos, en el verano del año 2004. Fantaseaban con la idea de abrir un bar de copas. De repente uno dijo: “¿y si nos piden el pizzo?”. En Sicilia, la extorsión se llama así: pizzo. Es el sistema con el cual la mafia impone su tasa y controla el territorio. Al día siguiente, Palermo se levantó con muros, farolas y cabinas telefónicas llenas de estos adhesivos:

Lo que está escrito significa: “Un pueblo entero que paga el pizzo es un pueblo sin dignidad”. Inesperadamente, la ciudad pareció levantarse y reaccionar. Alrededor de los chicos que pegaron los primeros adhesivos se juntaron progresivamente jóvenes que compartían la misma idea: mientras se siga pagando el pizzo, no seremos libres. Porque si mi panadero paga el pizzo, yo también, cuando compro el pan, dejo una parte de mi dinero a la mafia, y me someto a ella. Así nació el comité Addiopizzo.

Vivat Academia,
vivant professores.
Vivat membrum quodlibet,
vivant membra quaelibet,
semper sint in flore. […]

Vivat et Republica,
et qui illam regit.
Vivat nostra civitas,
Maecenatum charitas,
quae nos hic protegit.

[«Viva la Universidad, / vivan los profesores.  / Vivan todos y cada uno / de sus miembros, / resplandezcan siempre. […] Viva también el Estado, / y quien lo dirige.  / Viva nuestra ciudad, / y la generosidad de los mecenas / que aquí nos acoge»; Gaudeamus igitur («Alegrémonos pues»), considerado tradicionalmente como el himno de las universidades occidentales; traducción de Alfonso Pozo Ruiz.]

La Finestra editrice, da sempre promotrice di una sapienza “pulita” e “antibaronale” in un paese, l’Italia, in cui l’Università è governata troppo spesso in maniera “mafiosa” e poco “trasparente”, dichiara di NON pubblicare opere di docenti che si siano fatti promotori di concorsi truccati. Se sarà provato il contrario per qualsiasi autore del catalogo editoriale, le sue opere verranno immediatamente ritirate dal mercato.

Blog de la editorial académica italiana La Finestra, «Trasparenza», 12 de febrero de 2009.

[«La editorial La Finestra, que promueve desde siempre una ciencia “limpia” y “anticlientelista” en un país como Italia, en el que la universidad es gobernada demasiado a menudo de una forma “mafiosa” y poco “transparente”, declara que NO publicará obras de docentes que hayan promovido oposiciones fraudulentas.
En caso de haberse probado que cualquier autor de nuestro catálogo editorial ha actuado de tal modo, se retirarán inmediatamente sus obras del mercado.»
]

PEREGRINO

¿Volver? Vuelva el que tenga,
tras largos años, tras un largo viaje,
cansancio del camino y la codicia
de su tierra, su casa, sus amigos,
del amor que al regreso fiel le espere.

Mas ¿tú? ¿volver? Regresar no piensas,
sino seguir libre adelante,
disponible por siempre, mozo o viejo,
sin hijo que te busque, como a Ulises,
sin Itaca que aguarde y sin Penélope.

Sigue, sigue adelante y no regreses,
fiel hasta el fin del camino y tu vida,
no eches de menos un destino más fácil,
tus pies sobre la tierra antes no hollada,
tus ojos frente a lo antes nunca visto.

Luis Cernuda

Actualización: Parece que se le ha estropeado la junta de la trócola al Gúor Pres y ando a ver si viene la grúa para que me lleve el blog al taller. De momento, no ha salido la traducción de la pintada romana, que os añado esperando que venga el servicio técnico, para que me digan si es un forlayo del calostro del cigüeñal que se me ha soltado o, simplemente, que con un par de horas de chapa y pintura va que se chuta:

«Americanos, resistid, que llegaremos pronto a liberaros».

[Evviva l’Italia! (Questa Italia.)]