Nos vemos el lunes. Pasen un buen fin de semana, que empiecen y terminen bien los dies dominicae y que entren con buen pie en la semana. Mientras, les dejo con un pedazo (léase peaso) de folletín:

Combattono quest’alma
la gloria, la pietà,
l’amor, la fedeltà,
lo sposo, il figlio.
Lo sposo tradirò?
Il figlio ucciderò?
Ah, che l’ingiusta palma
non so di chi sarà!
Cieli, cieli, consiglio!

[«Combaten en mi alma / la gloria, la piedad, / amor, fidelidad, / el esposo y el hijo. / ¿Traicionaré a mi esposo? / ¿Daré muerte a mi hijo? / ¡Ah, que la injusta palma / no sé de quién será! / ¡Cielos, consejo os pido!». Traducción de Julián García León]

Acto primero, escena segunda, aria de la reina Tamiri, esposa de Farnace, de la ópera Il Farnace, «dramma per musica», de Antonio Vivaldi (1727), libreto de Francesco Corselli (1739). Grabación de Le Concert des Nations y el Coro del Teatro de la Zarzuela, dirigidos por Jordi Savall, para el sello AliaVox (nº. 9822, año 2002). El papel de Tamiri está interpretado por Sara Mingardo:

Farnace, Rey del Ponto, ha sido derrotado y para evitar caer en manos enemigas, ordena a su esposa Tamiri que mate a su hijo y se suicide. La madre de Tamiri, Berenice, odia a Farnace y conspira con Pompeyo, el General Romano, para matarlo. Selinda, la hermana de Farnace, es prisionera del Romano Aquilio, que se enamora de ella al igual que el capitán de Berenice, Gilades. Ella los confronta para así poder salvar a su hermano. Al final todo termina felizmente.

Dizque la comieron por fin Farnace, Tamiri, Selinda, Aquilio, Gilades y tutti quanti.

Dizque la comieron por fin Farnace, Tamiri, Selinda, Aquilio, Gilades y tutti quanti.

Si les ha gustado y quieren oír la ópera íntegra, ya saben: vayan al teatro, saquen la entrada y disfruten (vía La paraula nostra). De nada.