– Le immagini della memoria, una volta fissate con le parole, si cancellano, – disse Polo. – Forse Venezia ho paura di perderla tutta in una volta, se ne parlo. O forse, parlando d’altre città, l’ho già perduta a poco a poco.

Italo Calvino, Le città invisibili, pág. 88 (Milán, Mondadori, 1993, vigesimotercera reimpresión).

[«- Las imágenes de la memoria, tras quedar fijadas con palabras, se borran, – dijo Polo. – Tal vez lo que me da miedo es poder perder Venecia de repente, si me pongo a hablar de ella. O, tal vez, al hablar de otras ciudades, ya la he ido perdiendo poco a poco.»]