Según [Juan] Vaseo, a mí me parece que Zamora puede ser nombre Hebreo, del verbo samar, custodire, por ser lugar fuerte, y de sitio guardado por todas partes, porque como dice el romance viejo, por vna la cerca Duero, por otra peña taxada.

Sebastián de Covarrubias Orozco, Tesoro de la lengua castellana o española, Madrid, [impreso] por Melchor Sánchez, a costa de Gabriel León, 1674, folio 179 verso.